Game Jam pels Objectius de Desenvolupament Sostenible (ODS)

Aranzazu del Castillo Figueruelo
2 min readFeb 11, 2021

Ayer tuve la oportunidad de participar como jurado en la Game Jam pels Objectius de Desenvolupament Sostenible (ODS) centrado este año en el fomento de las vocaciones STEAM entre las mujeres. Se trata de un evento impulsado por el Centre de la Imatge i la Tecnologia Multimedia y organizado por los alumnos del centro.

En solo 48 h los participantes han sido capaces de investigar la temática y desarrollar un videojuego que promueva la inclusión y fomento del desarrollo de la mujer en las áreas STEAM.

Me gustaría felicitar a todos los participantes por el gran trabajo que han realizado. Se ha visto esfuerzo por entender los problemas que afectan a la mujer en este ámbito y reflejarlos en el juego, así como un gran trabajo de coordinación en los equipos para llevar el desarrollo del juego a término en el tiempo establecido.

Como diseñadora de experiencia de usuario me gustaría destacar algunos de los puntos que más me han llamado la atención:

1- Aprovechando que estamos hablando de diseño inclusivo, donde la mujer también tiene oportunidad de disfrutar de los videojuegos, no debemos descuidar otros aspectos que afectan a la inclusión. La estética retro es tendencia, pero la elección de una fuente que evoque dicho aire retro no debe estar reñida con la legibilidad y comprensión de los textos, especialmente cuando hablamos de las instrucciones del juego, la introducción de la historia, los controles, etc.

2- La capacidad de los humanos para retener información en la memoria a corto plazo es limitada. Procura que este almacén no se llene de información relativa a los controles del juego o información sobre los poderes o habilidades de cada personaje. Facilita el acceso rápido a este dato sin que el jugador tenga que salir completamente de la experiencia y permítele así centrarse en lo importante: divertirse.

3- Procura que la primera experiencia en el juego sea alentadora. Ya tendrás tiempo de mostrar al gran jefe al final de la historia, pero de momento, permítele aprender, no le castigues (tan duramente) por equivocarse y prémiale por cada avance, aunque solo sea con feedback verbal.

4- Por último, no olvides que crear un videojuego también implica saber venderlo. Los seres humanos somos amantes de las historias y por eso, la mejor manera de presentar un juego es contándole a tu público una historia significativa, con un personaje que fomente la empatía y unos problemas claros que necesiten ser “resueltos”. Tú decides cuáles son en tu caso.

--

--